La tortura de los partidos de fútbol a las 10 de la mañana

por elrincondelhincha


Por Juan Carlos Talero Palacio / fotografía: Dairo Daguer (El Heraldo)
@juantalerop

El día de la bestia llegó; y más rápido de lo imaginado. El ‘Medallo’ jugó este sábado 16 de abril en Montería a la 10 de la madrugada –sí, de la madrugada- y nadie pudo evitarlo. Hubo que poner la alarma del celular a sonar tempranito y quitarle horas de sueño al día que de verdad se hizo para dormir hasta tarde.

Afortunadamente la Dimayor recapacitó y el fútbol volverá a sus horarios habituales, pero sabemos que el hombre seguirá derrochando agua y energía y algún día volveremos a padecer esta tragedia; así que tome nota, por si su equipo le toca un partido a las 10 am, le doy algunos consejos: ni se le ocurra pensar que verá el partido fuera de su casa, a esa hora no hay nada abierto, pues digo, nada decente para ver fútbol. Tal vez una cafetería, una revueltería o en el mejor de los casos una heladería de esas de Tejelo o Juanambú donde no es bien visto que uno entre a esas horas.  Tampoco invite o se haga invitar a una casa, ver fútbol en pijama, o peor aún, ¡en calzoncillos!, y con los amigos, es una ‘tradición’ que los santos varones no nos podemos permitir por el bien del género y del deporte.

Sin embargo lo que más me alarma de este comodísimo horario no es la madrugada o los casi 30 grados centígrados que habitualmente hacen en ciudades como Montería a esa hora; no, me preocupa que nos perdamos la previa; ese momento sagrado en el que los hinchas nos reunimos a las afueras del estadio o en el lugar de convocatoria a ‘inventar’ el partido.  Hacer una previa con legañas de por medio debe ser bastante desagradable y si a eso le sumamos que la tradicional cerveza que normalmente acompaña este ritual seguramente será cambiada por el tinto o el chocolate con arepa mucho peor será la cosa.

Un partido sin previa es bastante aburrido, no se puede confrontar si lo que uno dijo terminó saliendo en el juego y así demostrar que uno sabe más que el técnico y los jugadores; o si por el contrario debería limitarse a ver el fútbol en silencio y a opinar de cualquier otra cosa en la que le vaya medianamente bien.

Una cosa que me inquietaba del horario del partido era la campaña que adelantó en la fecha 12 el sindicato de los futbolistas en la que decidieron sentarse en el campo durante un minuto en señal de protesta.  Afortunadamente en esta fecha no hubo tal manifestación, pues lo más seguro es que a los del DIM y Jaguares los hubiera agarrado esa modorra que acostumbra a darle a uno en ese clima y no se hubieran levantado si no por ahí a las 2 pm para buscar un buen plato de pescado y unas cuantas cervezas frías

Otro consejo que puedo darle después de haber padecido este desastre de ver a mi equipo un sábado a las 10 am es que si el partido se pone aburrido (como ocurrió en el segundo tiempo de Jaguares vs DIM) ni se le ocurra ponerse a ‘canalear’ porque esos verracos capítulos de los Hermanos Grimm que acostumbran dar en otro canal siempre son muy ‘encarretadores’ y termina uno, sin querer queriendo viéndolo y obviando el partido o lo peor saltando de canal a canal sin ver lo uno ni lo otro.

Ahora, algo positivo teníamos que sacar de este adefesio: nuestro amigo Leonel no se pudo poner nuevamente esa chaqueta horrenda que usó en el juego entre semana contra Envigado, y de hecho fue precavido y uso ropita holgada, pues con sus acostumbradas ‘pintas’ apretadas corría el riesgo que la ropa se le adhiriera al cuerpo de por vida.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

×

Ventana Login

×

Ventana Registro

×

Quiero ser Bloguero

×

Código de ética

×

Términos y condiciones

×

Ventana Modal

×

×
siteNameLogin