La celebración en la Unisabana por la decisión de la Corte

por AdriánAtehortúa


*Esta nota es producto de la ficción. Si usted no tiene sentido del humor, mejor no la lea.

Hace tiempo que no iba a una rumba tan sórdida como la que tuve ayer, que decidí dedicarle una entrada en este blog. Me invitaron a última hora y, aunque soy un tipo que va a pocas fiestas, el desparche de miércoles en la noche sin plata y sin televisión era tanto que no pude rechazar la oferta. Además no tenía que poner un solo peso. Y claro, también me tentó el lugar: la Universidad de la Sabana, que por fin pude conocer.

Pocas veces reviso los medios de comunicación fuera del trabajo, entonces llegué a la fiesta sin saber que la celebración corría por cuenta de la noticia nacional de última hora: el rechazo de la Corte Constitucional al proyecto de ley sobre la adopción de menores por parte de parejas del mismo sexo. Pues bien, heme aquí, despistado y rodeado de unisabaneros extasiados por la victoria que, en parte, se logró gracias al importante estudio de años de investigación que realizó la facultad de Medicina, en el que revela a la ciencia del mundo que el homosexualismo es una enfermedad, tal vez, de las más dañinas en la actualidad.

Créanme cuando les digo que la fiesta era pesada y no escatimaron en gastos. A la entrada, los becados del programa ‘ser pilo, paga’ daban hábitos de monja a las mujeres y de sacerdote a los hombres, y recibían las pertenencias de los asistentes. Al parecer este fue el único error de la velada, pues luego me enteré de muchas quejas en redes sociales porque al final algunos objetos de valor no aparecieron. Pero todo lo demás estuvo a la altura de un buen amanecedero de universitarios.

En el auditorio se hacía una fila interminable de groopies del Opus Dei porque el doctor Pablo Arango, vocero de la gran investigación ante la Corte, estaba firmando autógrafos y dedicatorias en una nueva edición de la biblia revisada y comentada científicamente, publicada por la editorial de la universidad. Los primeros 5 mil ejemplares se agotaron en minutos. Además estaban en el lanzamiento del nuevo proyecto de la facultad de Medicina llamado “Adopta a un homosexual, sana a un enfermo” que contará con el apoyo de Colciencias y la Procuraduría.

A mitad de la noche el show central estuvo a cargo de la tuna universitaria, con coreografía preparada por Nerú, el nuevo decano de Artes, que cantó y encantó en honor a Alejandro Ordoñez en medio del campus a la luz de una hoguera encendida con libros y revistas científicas de universidades paganas y autores paganos. Y, para cerrar con broche de oro, los asistes bebieron y nadaron en vino de consagrar acompañado de hostias horneadas en la rectoría.

Pero lo que vino después me ha dejado sorprendido en mi buen sentido. En medio de la embriaguez, las instalaciones de la Universidad de la Sábana se convirtieron por un momento en la Gomorra chibcha dando paso a actos que no se pueden contar en un blog decente. Pero como este no es un blog decente, les cuento: todo pasó de orgías, culeadas y scissor sisters para arriba. Y, lo que es peor, estudiantes y docentes me confesaron que esto ocurre todo el tiempo en todas partes del campus, incluso en sobriedad. Juro que no veía tanta indecencia y perversión desde la fiesta de Halloween de Theatron del año pasado.

No queriendo participar del final, huí del lugar cuanto antes y alcancé a reclamar el crucifijo que daban de suvenir a la salida. Ya en casa, con la mente despejada, me he sentado a escribir y pensé que no podía dejar pasar la oportunidad de contarles mi aventura de miércoles en la noche. Tal vez porque, gracias todo este alboroto y a esta fiesta de la insensatez, cortesía de La Universidad de La Sabana, comprobé que la estupidez humana, como la maricada, es un mal que, definitivamente, no tiene cura.

@AdrianAtehortua

¿Tienes algo que decir? Comenta

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

×

Ventana Login

×

Ventana Registro

×

Quiero ser Bloguero

×

Código de ética

×

Términos y condiciones

×

Ventana Modal

×

×
siteNameLogin